Destino Argentina

La esencia del lujo

(...)Los yacarés desaparecieron en un instante bajo el agua y nadaron hacia la orilla, donde quedaron hundidos, con la nariz y los ojos únicamente fuera del agua(...)

-Cuentos de la selva
Horacio Quiroga

En el Litoral

  • El atardecer en los Esteros de Iberá
  • Salpicarse en las aguas de las Cataratas de Iguazú
  • Bailar un chamamé
  • Una tarde de pesca del dorado y pacú
  • Probar el dorado y el pacú
  • Entender todos los idiomas que se hablan
  • Pescar pirañas
  • Las plantaciones de yerba mate, te y tabaco
  • Las ruinas de las Misiones de San Ignacio
  • Aviste de yacarés
  • Una tarde de mates con chipas
  • Las palmeras Yatay del PN El Palmar
  • La naturaleza salvaje del PN Río Pilcomayo
  • Los Carnavales
  • Los tucanes, monos y coatíes
Club Litoral

LITORAL

Las aguas bulliciosas de las cataratas

Cuentan que para calmar a la serpiente Boi que habitaba las aguas grandes del río Iguazú, los guaraníes hacían sacrificios de doncellas. En una ocasión la doncella de la serpiente intentó escapar con un amor, y para impedirlo la convirtió a ella en saltos de agua y a su amado en el árbol que le da sombra: separados para siempre. Desde entonces la serpiente ruge oponiéndose a su amor y es ese el sonido de la Garganta del Diablo. Son  80 metros de caída de agua, 80 metros de pasión. Aguas que braman leyendas de amor.

260 cascadas de maravilla natural: las Cataratas del Iguazú.

 

Las aguas calmas de los esteros

Aguas brillantes, así llamaban los guaraníes a estas tranquilas aguas de los Esteros del Iberá, seguramente por cómo se refleja la luna en la superficie de sus lagunas.
Las teorías científicas sobre su formación son tantas como las historias que en sus noches trascienden. Dicen que la princesa Iberá, heroica hija del cacique guaraní, se sumergió en los esteros para proteger la dignidad de su pueblo y por ella llevan hoy su nombre…
Lo cierto es que en esta inmensa reserva natural, una de las más importantes de agua dulce del planeta, pantanos, cañadas, lagunas y esteros abrazan islotes y son hogar de infinitas y únicas especies.

1.400.000 hectáreas de biodiversidad y humedal.

 

Las aguas dulces de los ríos

En los opulentos ríos del Litoral dicen se sucedieron las más audaces demostraciones de valentía. Mitos de río… Paraná, Uruguay, Pilcomayo, Gualeguay… ríos de corrientes abundantes y generosas que bordean selvas vírgenes y  árboles gigantes, y albergan especies únicas de flora y fauna. Peces combativos, agresivos, dorados, cazadores, tigres de río, grandes y chicos, todos amos de estas aguas dulces de litoral.

Cientos de kilómetros de alegres caudales.

 

El agua del mate

En las cuencas del río Paraná crece una planta que una vez secada, cortada y molida será la yerba mate. Es la infusión argentina. Amarga y popular. La temperatura del agua es esencial, y estará lista justo antes de que empiece a hervir.  En el mate (el recipiente), una vez servida la yerba, se coloca la bombilla (pajilla de plata, metal o caña) y se vierte el agua. Ésta no deberá ser movida de ese lugar si uno quiere disfrutar de un buen mate.

Siglos de tradición y ritual.

 

Naturaleza

Naturaleza

Fauna

Fauna

Cultura

Cultura

Ecoturismo y Aventura

Ecoturismo y Aventura

Estancias y Turismo Rural

Estancias y Turismo Rural

Gastronomía

Gastronomía

Golf

Golf

Negocios

Negocios

Pesca

Pesca

Shopping

Shopping