Destino Argentina

La esencia del lujo

Son incomparablemente hermosos los amaneceres patagónicos, cuando no hay viento. Desde lejos y debilitado por la distancia, llega el bullicio que indica faenas de esquila, en una estancia que las quebradas ocultan, y que sólo la serenidad de esas mañanas diáfanas hace posible escuchar.

-Memorias de
un carrero patagónico
Asencio Abeijón

EN BARILOCHE

  • La navegación del lago Nahuel Huapi e Isla Victoria y el Bosque de Arrayanes
  • Golf entre lagos
  • Esquí en Cerro Catedral
  • Los chocolates artesanales

LOS LAGOS

  • La Pesca con mosca en Esquel y Villa La Angostura
  • Unos días de esquí en San Martin de los Andes
  • El camino de los 7 lagos
  • El Parque Nacional Los Alerces en Esquel

EN PENINSULA VALDES

  • Aviste de ballenas, elefantes marinos y pingüinos
  • Cabalgata Faro de Punta Delgada y  buceo en Punta Pardelas

EN EL CALAFATE

  • Navegación Parque Nacional de los Glaciares
  • Una tarde de esquila en estancias
  • Trekking al Cerro Fitz Roy en El Chaltén

EN USHUAIA

  • Esquí en Cerro Castor
  • 4x4 en Lago Fagnano
  • Navegación Canal Beagle y los pingüinos en Isla Martillo
  • El fin del Mundo en el Parque Nacional de Tierra del Fuego
Club Patagonia

PATAGONIA

La cordillera

La Cordillera de los Andes se impone entre las aguas espejadas patagónicas. Un camino de 7 lagos, bosques frondosos y aguas de deshielo une Villa La Angostura con San Martín de los Andes, una ruta imperdible entre dos lugares de cuento. Más al sur, el inmenso Nahuel Huapi, la isla del puma en mapuche, cuida de Bariloche,  la reina la cordillera, la ciudad de las altas nieves, los olorosos arrayanes y los ricos chocolates. En el Parque Nacional Los Alerces, ya en Esquel, se respira Patagonia. En sus ríos y lagos saltan especies de fama mundial.

En la Patagonia andina hay aire puro.

 

El mar

Desde Puerto Madryn hasta Puerto Pirámides, los caminos de la Reserva Natural de Península Valdés son tranquilos y desiertos, con una visibilidad tan amplia como el ojo alcanza. Son caminos que conducen al mar. En sus playas se asientan enormes elefantes y lobos marinos cuyo protagonismo se ve desplazado cada año, de junio a diciembre, por la visita de las ballenas, los pingüinos, las orcas y los delfines. Sonidos de la naturaleza. Un espectáculo animal único.

En la Patagonia atlántica hay paz.

 

Los hielos

El Glaciar Perito Moreno no retrocede. Sus cinco kilómetros de ancho y sesenta metros de alto crujen cada verano con los cambios de temperatura. El Glaciar se parte, pero no retrocede.  En el Parque Nacional de los Glaciares las enormes masas de hielo se desplazan por las aguas del Lago Argentino y el Lago Viedma. El paisaje es imponentemente azul y blanco.

En la Patagonia helada hay silencio.
 

El fin del mundo

En la Isla de Tierra del Fuego la estepa deja ver las ovejas despistadas y los guanacos curiosos que  habitan las estancias patagónicas. En el trayecto al fin del mundo, en la ruta 3, la mítica ruta panamericana, el paisaje adopta intensos colores según la época del año. Ushuaia, 54º latitud Sur, un lugar tan extremo y lejano como bello y mágico.

En la Patagonia austral hay vida.

 

Naturaleza

Naturaleza

Fauna

Fauna

Cultura

Cultura

Ecoturismo y Aventura

Ecoturismo y Aventura

Esquí

Esquí

Estancias y Turismo Rural

Estancias y Turismo Rural

Gastronomía

Gastronomía

Golf

Golf

Negocios

Negocios

Pesca

Pesca

Shopping

Shopping

Vinos y Bodegas

Vinos y Bodegas